70% de las Normas Oficiales, no son evaluadas

 

Están para prevenir riesgos a la salud, preservar la vida y el patrimonio, por lo tanto, son obligatorias, sin embargo, el 70 por ciento de las Normas Oficiales Mexicanas no son evaluadas, porque la autoridad, no lo exige. El problema es el desconocimiento de la gente, la falta de voluntad política y el basurero en que Fox y Calderón convirtieron a México, al permitir la entrada indiscriminada de productos no certificados.

 

¿Qué es lo que pasa?, preguntamos al presidente del Consejo Mexicano de Normalización, Ing. Rafael Nava.

 

“Existen reglas de comercio exterior, nos dice, en esas reglas, 9 Secretarías de Estado deciden cuáles NOMs deben exigirse, antes de que un producto entre al país”.

 

“En ese reglamento hay un listado de fracciones arancelarias que dice cuál x o y, fracción arancelaria, debe cumplir una NOM”.

 

El presidente de COMENOR aclara que “No todas las NOMs están en ese listado, porque falta voluntad política, y digo, si no fueran para proteger la vida no debería existir, sin embargo, prácticamente todas la NOM deberían estar en ese reglamento”.

 

De acuerdo con el INEGI, de 2003 a 2012, el contenido de componentes nacionales en exportación de fue baja y más del 70% de procedencia extranjera, ¿Qué pasó en esos años?

“Lo que sucede es que, en ese entonces, el presidente Caderón, Bruno Ferrari, (entonces secretario de Economía) y Cristian Turégano, (entonces titular de la DGN, Dirección General de Normas), admitieron certificados que no eran NOM, eso permitió la entrada de productos electrónicos, entre ellos, celulares, lap top, impresoras, que no cumplen con las NOM. Supimos de productos que no tienen calidad y que se descomponen fácilmente.

 

Sí, me tocó vivirlo, desafortunadamente, y entonces ¿Qué es la Normalización y ¿Cuál es su importancia?

“La Normalización moderna, existe desde hace más de 20 años. Son estándares o características, conocidas como NMX (Normas Mexicanas), que son voluntarias, y las regulaciones, que son las NOMs, son obligatorias, las tienen que cumplir productos, servicios de particulares y del gobierno. Su importancia es que garantizan la seguridad y calidad de los productos, la vida de las personas, también de los animales y cuidan el medio ambiente”.

 

¿Qué pasa si no se cumplen?

“Que se pone en riesgo la seguridad y la economía”.

 

Hace unos días, el 25 de junio se llevó a cabo del Foro Nacional de Normalización, ante tanta apertura comercial ¿Cuáles son los retos?

“En el foro comenté precisamente, que la globalización conduce a un esquema de cero arancel, eventualmente todos los aranceles van a ser cero, los requisitos de importación, no arancelaria, de las normas y su evaluación, serán el único control que las autoridades puedan tener sobre los productos, para lograr que estos sean seguros para los usuarios y técnicamente compatibles con las innovaciones tecnológicas”.

 

“Y en México se está viendo que organismos de certificación y evaluación puedan lograr mecanismos de reconocimiento mutuo para alcanzar lo que la globalización demanda y que los industriales no tengamos que hacer doble prueba, pero no podemos confiar tampoco en que, como ya dijimos, alguien diga que cumple sin comprobar”, comentó.