Intercambiar información, estrategia del COMCE

 

Por Sofía Salinas.

 

Rafael Nava y Uribe, presidente de la sección América del sur del COMCE, comentó que la estrategia, en el caso de la industria exportadora mexicana, “es enviar a todas nuestras contrapartes una carta para que veamos y tratemos de coordinar la oferta y la demanda”.

 

En el ámbito del Consejo Empresarial Mesoamericano, como delegado para compartir las acciones implementadas para enfrentar esta crisis, pronunció estas palabras.

 

“En el COMCE, Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, lo que hemos hecho como sector privado, COMCE es el brazo de comercio exterior del Consejo Coordinador Empresarial, CCE, y se tomó la iniciativa de hacer un formato para lograr un acuerdo nacional, tal como se ha mencionado, reunir sindicatos, empresas de todo tamaño, gobierno, los tres niveles de autoridad, para lograr ese trabajo en conjunto.

 

Es momento de hacer a un lado todas las diferencias y seguir adelante juntos.

 

La cuestión de economía sin salud nos lleva a que no vamos a tener a la larga una buena economía si los trabajadores y todos los colaboradores no tienen salud.

 

Y la salud sin economía nos va a llevar a hambre, y eso es peor.

 

Lo que hay que hacer es la combinación de encontrar la forma de sincronizar todos los efectos, tal como bien lo describió el presidente Torres, sobre de cómo combinar las cosas.

 

La economía informal en toda América Latina varía en porcentajes, pero es muy alta comparada con otros países, e indudablemente es donde el sector está siendo más afectado y eso nos puede traer problemas sociales muy fuertes.

 

Creo que ya todos están muy conscientes de empezar a hacer la apertura, en una forma gradual y donde cause menos daños y con todas las medidas de precaución posibles.

 

En el caso específico de México y como bien saben todos los demás países dependemos de la economía americana, y ésta ya está empezando a tomar las medidas para arrancar la industria automotriz.

 

La industria automotriz abraza más de 60 sectores, porque necesita hule, necesita cuero, necesita aluminio, necesita acero, necesita cobre, entre otros insumos.

 

Entonces, la industria automotriz, a la hora de arrancar, jala a todos los sectores.

 

El empalme que se tiene con la industria mexicana es altísimo. No puede trabajar la industria americana ni la de Canadá sin el apoyo de las empresas mexicanas.

 

Lo que vimos fue hacer ver dentro de este acuerdo nacional, por cierto, se recibieron más de 130 mil comentarios para poder llegar a 68 acciones que se pueden tomar como un acuerdo nacional y salir adelante.

 

En el caso de COMCE son un par de ellas, porque no necesitamos tanto la acción de gobierno, sino cosas que podemos hacer entre privados.

 

Estamos preparando una carta para darnos a conocer entre nosotros cuáles sectores van a arrancar primero, salvo Nicaragua, los países estamos arrancando parcialmente, sea por cuestión municipal, porque hay menos problemas ahí, o por cuestión, como mencionaba la industria tractora, es la que va a arrancar primero.

 

También estamos haciendo conocer a todas las autoridades es que estos grandes sectores, las grandes empresas no funcionan sin la pequeña y mediana empresa. Un buen auto podría simplemente no terminarse porque falta un tornillo o porque falta un alambre, con eso es suficiente para detener una industria de cientos de millones de dólares, porque una empresa pequeña y mediana no tiene la autorización de trabajar porque está considerada como no esencial.

 

Lo que se tiene que ver es, la cadena de valor del producto terminado hasta la parte donde nace el primer componente necesario.

 

Lo que estamos haciendo como COMCE es enviar a todas nuestras contrapartes, una carta para que veamos y tratemos de coordinar la oferta y la demanda. Todas las secretarías de Economía tienen lo que es fuerte de cada país, pero en este momento esas condiciones se tienen que ajustar a las circunstancias actuales y además a la velocidad de apertura y cuáles sectores arrancan primero.

 

De nada sirque que seamos unos perfectos exportadores si el comprador no lo necesita en este momento porque no lo tiene en su hoja de arranque de apertura.

 

Entonces, tenemos que hacer ese intercambio muy rápido en los siguientes días para poder estar preparados y poder apoyarlos.

Lo que es también importante es que hay otros países que también son suministradores y no están en las mismas condiciones en las que pudiéramos estar nosotros.

 

Ese pequeño nicho hay que aprovecharlo primero, y si quedamos bien podremos quedarnos ahí por siempre.

 

Entonces, insisto, vamos a hacer este intercambio, esperemos una respuesta lo más rápido posible para tratar de coordinar y tratar de hacer lo que dicen los americanos, un match ente la oferta y la demanda y poder arrancar lo más rápido posible.

Esto es algo muy práctico, una cosa muy pronta, y no tenemos que esperar muchas cosas más”, concluyó.

 

 

@Sofiasi2010